Hola soy Idoia, tengo 42 años, un marido, dos niños, una gata y más libros de los que me caben en las estanterias.

La pasión por leer me viene de mis padres, sobre todo de mi madre, no conozco a nadie que lea tantas novelas y tan rápido como ella. Mis hermanos son también grandes lectores y mi hijo con diez años ya ha caído en las redes de J K Rowling con Harry Potter.
El primer libro que recuerdo haber leído cuando yo tenia su edad es Viaje al centro de la tierra de Julio Verne.
Después vinieron Momo y La historia interminable de Michael Ende. Las aventuras de Los cinco de Enid Blyton también me acompañaron una temporada. A partir de ahí ya voy perdiendo un poco la cuenta y solo recuerdo dos momentos a destacar, cuando cumplí 13 años y mi madre me regalo El diario de Ana Frank, en donde descubrí que en la literatura también hay dramas. Y las semanas que pasé ya con 18 años en el mundo mágico de Macondo y la familia Buendía con Cien años de Soledad de Gabriel García Márquez.


El caso es que aquí sigo muchos años después enganchada a las historias, reales, ficticias, dramáticas, divertidas, que encuentro en los libros.